Buscar en este blog

Cargando...

martes, 26 de julio de 2011

ARRANCA LA NUEVA TEMPORADA DE BREAKING BAD:


Sintetizaré el argumento del espacio televisivo que hoy nos ocupa brevemente para ubicar a los profanos; y por lo tanto que esto no se constituya como una fiesta únicamente de acceso VIP. BREAKING BAD nos cuenta la historia de Walter White (Bryan Cranston), un portentoso profesor de química al que se le diagnostica un cefaloma pulmonar en fase avanzada. Este hombre maduro y respetable decide asociarse con Jesse Pinkman (Aaron Paul), un ex-alumno metido a traficante, enrolándose ingenuamente en el mundo de la fabricación y distribución de cristal (meta-anfetamina) para pagarse el tratamiento o dejar al menos un remanente económico a su familia en caso de que acontezca la visita de la parca. El sufrido tándem protagonista pronto aprenderá que, pese a tener el producto más puro y codiciado, sobrevivir en semejante mar de tiburones no va a ser tarea sencilla ni limpia.

Demos ahora un vertiginoso salto hasta alcanzar el punto inaugural de la nueva y flamante 4ª Temporada. Sus dos primeros episodios se han centrado en ir deshaciendo ese viejo - aunque no por ello menos efectivo - truco que tan acostumbrados nos tiene la televisión, consistente en terminar la temporada en un suspenso que inunda al espectador de tensión, nerviosismo y ganas de saber qué acaece a continuación. Y sin ánimo a desvelar nada capital, la trama se tensa tanto que llega un punto en que uno empieza a intuir que los personajes finalmente se rompen. Todavía no queda claro el modo en que esto va a suceder, pero tanto
Walter como Jesse, incluso secundarios como Mike, les parece estar pasando factura el hecho de plantarle cara al cabecilla absoluto del cartel de la droga local. Paralelamente a estos hechos, proseguimos asistiendo a las vidas del resto de la plantilla de personajes, Skyler, Marie y Hank o Walter Jr., cada uno navegando por la vida con sus más y sus menos.

Dejando ahora el argumento un tanto a parte para comenzar a tratar los actores, cabe destacar que tanto los cabeza de cartel como algunos secundarios de esta serie han regresado con las baterías cargadas al máximo.
Bryan Cranston (Walter), Aaron Paul (Jesse), Jonathan Banks (Mike), Dean Norris (Hank) y David Costabile (Gale) nos están concediendo sus mejores registros interpretativos hasta el momento, en escenas cargadas de tensión vestidas con diálogos no muy extensos pero pulidos como el diamante. No son estos momentos para el minimalismo o la sutileza en BREAKING BAD - ya los hubo -; y el que aprecie la contención en los actores seguramente no me dará hoy la razón. Sin embargo las escenas de estos dos episodios se han compuesto a base de personas que están dando prácticamente el máximo de sus capacidades artísticas. Y por ahora esto mismo se está traduciendo en puro disfrute por parte del espectador que hoy les habla. Lo cual es un alivio, porque estamos hablando de una ficción que se ha hecho esperar más de lo debido.


BREAKING BAD, que por cierto hasta ahora he obviado comentar que se trata de una serie dramática emitida en EEUU por la cadena de pago AMC (responsable Mad Men o The Walking Dead entre otras producciones), es una serie realmente especial. Aunque no es su planteamiento inicial. Porque recapacitando sobre esta producción, como en tantos otros casos dentro del mundo de la televisión, servidor ha descubierto paralelísmos. Principalmente encuentro las andanzas de Walter y Jesse honorarias de dos series: Los Soprano y Dexter. De la primera encuentro ecos de ese paralelismo entre congeniar la vida familiar y criminal ante contertulios que definitivamente conocen sus actividades. Y también el hecho del cáncer del protagonista y su repercusión existencial, enfermedad que en la serie de Tony Soprano se constituye casi tan mortal como la pistola. Por otra parte, de Dexter encuentro paralelismos por la forma en que los protagonistas bailan peligrosamente cercanos a la policía pero sin llegar ser descubiertos; quedando resueltas en ocasiones algunas complicaciones al más puro estilo del drama del Sr. Dexter Morgan, asesino en serie de criminales, encantado de conocerle.

Y sin embargo BREAKING BAD posee una aura original e intransferible. Su sutileza a la hora de mostrar el interior de los personajes causa aún hoy sorpresa al espectador ante sus reacciones. Porque pese al tiempo transcurrido y lo voyeurs de sus vidas que en el fondo hemos sido todos  los fans de la serie, todavía no conocemos a fondo a nadie. ¿Realmente Walter White quiere salvarse, ser una persona normal y dejar de comportarse como un criminal? Parece que sí, pero cuando aparece el "Sr. Heisenberg" matando expeditivamente, la verdad es que ya no lo tengo tan claro. Y esto no solo ocurre con el apacible Sr. White; Jesse, Skyler o Hank tampoco están exentos de borrones morales en su historial. En definitiva, que cruzar la raya del mal, cada cual a su particular nivel de posibilidades, es algo relativamente sencillo. Aunque por supuesto todo se revierte y cobra su precio.

Sr. Heisenberg
Y termino volviendo este texto al cauce de una reseña más convencional. Queda por mi parte recomendada esta 4ª temporada y por extensión toda BREAKING BAD. Una serie para la cual hay que tener paciencia, aunque por fortuna la misma se ve pronto recompensada.

8 comentarios:

  1. Yo siento que la serie ha cambiado de ritmo, se sienten diferentes estos primeros episodios de la cuarta temporada en algo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario kurazaybo. No acabo de descubrir si el sentido de tus palabras es positivo o negativo. A mi me parece que los cambios de ritmo son algo común en esta serie y que en cualquier momento la trama pisarà el acelerador. Lo que más raro me está resultando hasta ahora es le comportamiento de Jesse, un poco exagerado.

    ResponderEliminar
  3. Hola
    alguien sabe si habrá 5ª temporada ?
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Los planes de sus creadores son rodar una 5ª y última temporada. Si te interesa el tema, he hablado de BREAKING BAD en el siguiente podcast:
    *LA ÓRBITA DE ENDOR 2X10:
    http://www.ivoox.com/lode-2x10-peliculas-sobrevaloradas-breaking-bad-la-audios-mp3_rf_897082_1.html

    ResponderEliminar
  5. de donde sacaste lo del cefaloma pulmonar?

    ResponderEliminar
  6. Me desconcierta que todo mundo solo se fije en la en fermedad de walter, o que si los cambios de ritmo de la temporada o que si la vida criminal, todo eso es lo de menos gente, lo mas hermoso de la serie es lo que hace walter con la quimica, yo se que la serie va dirigida para la gente en comun y que ni siquiera se han preguntado porque su pseudonimo es "heisenberg" no verdad?, a mi me ha inspirado muchisimo walter porque su conocimiento se vuelve un poder que se puede hacer realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que expresar que los más importante de BREAKING BAD es el uso de la químira supone no haber entendido la serie. Este drama trata sobre la seducción del poder, y la inteligencia - en todos sus aspectos, también la científica, pero queda demostrado que no es el único tipo de su intelecto que emplea Walter- como arma. ¿No te has parado a pensar que cuando todos los que reseñamos la serie apreciamos una serie de elementos básicos debe haber una razón?
      En fin, que respeto tu criterio, pero en mi opinión la serie tiene mucho más que ver con la actitud ante la vida que con la química.

      Eliminar
  7. Como todas las producciones de HBO,Mad Men tiene el sello de calidad, lo cual no garantiza el éxito en los niveles de audiencia, pero aún así y a pesar de ser catalogada como una serie lenta, para mi es una de las mejores producciones de nuestra generación.Me sobran elojios para esta serie que además de tener una exclente eestética y elenco, cuenta con lo más importante para tener rating, una historia muy bien fundamentada y excelentemente bien construida.

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.