Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 4 de abril de 2012

JUEGO DE TRONOS, EL COMIC

Parece ser que en las últimas semanas los aficionados a la fantasía no nos podemos quitar de la cabeza la saga de George R. R. Martin CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO. Se aproxima la publicación en castellano de su 5ª novela, A DANCE WITH DRAGONS, y se acaba de estrenar en EEUU la prometedora 2ª temporada televisiva de GAME OF THRONES (HBO). Y los aficionados al cómic, además, contamos con la llegada de la adaptación de esta historia a formato historieta. No me cabe duda de que hay muy poco de casualidad en este solapamiento de fechas, pero no por el  instinto comercial inherente vamos a dejar de alegrarnos al recibir material que nos interesa. O no, que todavía no ha llegado el momento de juzgar aquello de lo que hoy me dispongo a hablar: JUEGO DE TRONOS Nº1, el cómic.


Como ya he dicho, todo nace con una saga literaria de fantasía heroica no muy al uso. El éxito de CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, título que por cierto no parece gustar a nadie porque ni un sólo artículo derivado está utilizando esta nomenclatura para referirse al producto, hace que la historia aparezca en el radar de aquellos que buscan obras para  adaptar a imagen real. De ahí pasamos a una sensacional y prácticamente literal adaptación televisiva de mano de una cadena que siempre es una institución en la materia. Nos referimos al canal privado estadounidense HBO. Y como esta versión no hace más que revalorar la saga al alza, una opción lógica a la hora de expandir la franquicia a otros medios era el cómic. De esta forma, previo estreno televisivo la editorial independiente americana Dynamite Entertainment anuncia en junio de 2011 la publicación de la versión en viñetas para septiembre de ese mismo año. Una pregunta que fácilmente puede surgir es, ¿cómo consigue un pastel tan grande una editorial que no ocupa ni siquiera el puesto nº3 a nivel de ventas en EEUU? La respuesta es muy sencilla, Dynamite publica el cómic mensual y el recopilatorio en tapa blanda, pero Bantam Imprint (vinculado a Random House Mondadori) editará la versión en formato novela gráfica. ¿Y dónde pensáis que obtendrán el mayor beneficio, dado que es un producto en principio para lectores adultos? Aunque eso a nosotros tampoco nos ha de importar mucho. Lo importante que este proceso facilita que el cómic llegue a nuestro país. Y es Planeta DeAgostini quien se ha hecho con los derechos de publicación. La versión en castellano, entiendo, es un homólogo del tomo americano. Dado que contiene los mismos 6 números iniciales.


A nivel de historia, ¿qué vamos a encontrar en esta primera entrega de la serie? La acción se instruirá en Invernalia con la pomposa llegada del rey Robert Baratheon al castillo de los Stark con el objeto de proponer a Lord Eddard que se traslade a la corte para ser la Mano del Rey. A lo largo de los 6 números la acción nos narrará el aparatoso viaje de los protagonistas hasta la capital, Desembarco del Rey. Será con la llegada de Robert, Eddard y compañía cuando finalizará este primer tomo. También seremos testigos de cómo arrancan las distintas tramas paralelas que protagonizar personajes como Jon Nieve, Daenerys Targaryen o Catelyn Stark. Todo a nivel argumental se desenvuelve aproximadamente al mismo ritmo que en la primera novela. Pasemos ahora a tratar a los autores. De los guiones se encarga Daniel Abraham, colaborador del propio George R. R. Martin. La labor de este escritor está muy clara, adaptar lo mejor posible la magna obra de su amigo y colega escritor. La forma en que lleva esto a cabo es trascribiendo los sucesos del presente de la obra a la par que narra de vez en cuando alguno de los flashbacks contenidos en JUEGO DE TRONOS. Todo esto tiene como resultado una adaptación abreviada pero muy fiel, tanto que resulta tremendamente útil como herramienta de relectura de la saga. Pero como es lógico, el cómic ha de experimentar cortes argumentales. Está planificado que esta traslación del volumen 1 conste de 24 números de 29 páginas - contenidos probablemente en 4 tomos -, de manera que glosar toda la información de las novelas resulta imposible. Resumiendo, nada que objetar con respecto al guión.

Es sin embargo en el apartado gráfico donde residen a mi juicio las mayores flaquezas de este cómic. Tommy Patterson se encarga de los lápices y las tintas, mientras que Iván Nunes aplica el color. Desde el primer momento nos damos cuenta de que estamos ante un equipo escaso de experiencia en estas labores. Patterson nos ofrece un estilo gráfico muy poco original o trabajado, descendiente de la (peor) estética Image de los años 90, pero muy común todavía hoy en los dibujantes de las editoriales independientes. Esta propuesta gráfica, de caras clónicas, diseños esquemáticos y posturas de maniquís, no favorece en nada a la historia. Dibujante y colorista no interpretan la obra - como con mucho acierto hacen en la versión televisiva -, si en el libro pone que este personaje viste de carmesí, dorado y con el estandarte de un león en el pecho, ellos se apresuran a dibujar la tosca cabeza felina, aplicar un pegote de rojo y amarillo, y a correr. Hay un momento en que el Rey Robert luce su corona de astas de venado en la que al pobre personaje le plantan en plena testa dichos cuernos salidos literalmente del animal sin ningún miramiento. Ni que decir tiene que tal cosa queda horrible estéticamente. Los desaciertos gráficos surgen constantemente y no paran de repetirse.

Llegados entonces al momento de las conclusiones, me aventuraré a comentar que JUEGO DE TRONOS tanto a nivel de cómic como de lectura, es la presente una obra prescindible. No estimulará en absoluto la imaginación del fan de las novelas con vellos paisajes o acertadas caracterizaciones. Tampoco aportará una retrospectiva novedosa a la obra original, como si sucede con su versión televisiva. Con un guión fiel y un apartado gráfico repelente de no aficionados al cómic, este proyecto se me antoja únicamente un artificio comercial dirigido al aficionado - los cuales son legión - más completista. El mejor motivo que un servidor encuentra para que un lector se compre este cómic es la posibilidad de realizar una relectura más rápida de la obra original; cosa por otra parte realmente útil y casi obligada en esta saga. Es una verdadera pena que con las posibilidades que ofrece un medio como el cómic no encontremos ante la peor adaptación que se ha realizado hasta la fecha del universo de CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.