Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 24 de septiembre de 2011

EL NEVERMIND DE NIRVANA CUMPLE 20 AÑOS... "ES IGUAL".


Se cumplen hoy justamente 20 años de la publicación del disco NEVERMIND de Nirvana, y desde este minúsculo rincón de internet servidor se quiere sumar la ingente cantidad de voces que en este momento se están haciendo eco del mencionado aniversario. Ni que decir tiene que casi todas de una forma mejor que la mia. A modo de repaso de este trabajo, decir que el disco que da título al post de hoy venció lo indecible y estuvo realizado por trio de jovenes del estado de Washington que duraron en activo de 1987 a 1994 y cuyo legado han sido tres discos de estudio.



La verdad es que el torbellino del grunge me pilló todavía en la etapa mainstream de mi vida, durante mis últimos coletazos como oyente de los 40, leyendo cómics Marvel y viendo blockbusters de Stallone y Arnold S. Pese a todo este excepcional disco me llamó mucho la atención, aunque ya más en 1992 que en 1991. Me hubiera encantado poder experimentar insitu las reacciones del entorno más indie (Radio 3, Mondosonoro, Rockdeluxe ...), aunque supongo que un punto de vista externo me sirve ahora para ahondar en la dimensión de este fenómeno, ya que supuso que el mundo comercial fijara su mirada en el rock y las bandas que provenían de los circuitos alternativos. He de reconocer también que, aunque me identifiqué con su royo de juventud maltratada y el mensage de no entender el mundo a nuestro alrededor, NEVERMIND no pasó para mí en un principio de ser otro disco presumiblemente de temporada entre un conjunto de escuchas donde cabían Guns n' Roses, U2, Depeche Mode, KLF, Mano Negra... Fue con los años cuando el disco de Kurt Cobain y compañía contra todo pronóstico persistió, y luego se fue colocando en su justa medida dentro del Olympo personal del que suscribe. Porque las siguientes temporadas parece que todo quedó impregnado de aquel negativismo infeccioso de una juventud apática e incomprendida. Y definitivamente el NEVERMIND se constituiría como la puerta que dejó pasar todo aquello.

Y ahora que han transcurrido tantos años encuentro que se puede tomar el tema con un poco de perspectiva, ¿verdad? Dicho esto, cabe opinar que en mi opinión el disco ha envejecido perfectamente a nivel de sonido y planteamientos. Escucharlo en la actualidad te transporta en el tiempo, pero sin nada de esfuerzo. Además se reivindican como unas canciones que han contado con tan incontable número de versiones en infinidad de campos musicales, que a la fuerza han de ser un referente socio cultural muy profundo. Y dicho esto, ¿qué fué exactamente NEVERMIND? En mi opinión se trata de un fenómeno musical que nació entorno a Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl, pero donde estos tres jóvenes músicos de cerca de Seatle no actuaron más que de instrumentos canalizadores de un productor que quería cambiar las cosas (Chuck Vig) y de unos comerciales discográficos (DGC Records) que, sorprendidos por el fenómeno, vieron inteligentemente la oportunidad de oro para forrarse. Un poco como lo que sucedió con el primer disco de Stone Roses (de ídem título). Nirvana en realidad no inventó nada, grupos como lo Pixies o Sonic Youth ya hacían cosas parecidas. Tampoco sacaron el mejor disco del año, puesto que hablamos que en los doce meses del 1991 aparecieron entre otros el BLUE LINES de Massive Attack o el SCREAMADELICA de Primal Scream. Ni siquiera se labraron una carrera muy sólida como sí haría Pearl Jam. Pero Nirvana supieron sacarle el mejor partido al disco como para acabar formando parte de los mítos de la música popular. Y eso sí que lo consiguieron gracias a ser ellos mismos. Por eso supongo que me he de sumar a la gran cantidad de personas que agradecen a Nirvana el habernos regalado el NEVERMIND.
Una curiosidad, el bebé que aparecía en la genial portada del disco se llama Spencer Elden, y ha realizado dos versiones posteriores de la misma, deviniendo algo así como una celebridad que sin quererlo ha sido también abducida por el mito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.