Buscar en este blog

sábado, 1 de marzo de 2014

SAGA: UN FARO DE CALIDAD EN EL CÓMIC INDIE ACTUAL.

Hablar de la colección SAGA (Image comics 2012, Planeta De Agostini en España), es sinónimo de tratar el retorno (a los orígenes) de un autor. También es sellar uno de los mayores éxitos en la actualidad a nivel de ventas - en el contexto independiente que marca como siempre la línea divisoria muy por debajo de Marvel y DC -, y sobre todo crítica. Y pese a que los derechos recaen al 50/50 entre el guionista y la dibujante, no seríamos francos si no se señalase esta fantástica serie abierta como la nueva toma de poder del guionista Brian K. Vaughan en el negocio del cómic USA.
 Brian K. Vaughan llevaba un año alejado de los cómics en 2012, momento en que se dio a luz SAGA. Su última tentativa viñetera, EX MACHINA, pese a ser una serie que a trazo grueso se podría calificar como cumplidora e interesante, se había alejado mucho de las grandes conquistas conseguidas antaño como Y EL ÚLTIMO HOMBRE o LOS LEONES DE BAGDAD. Incluso a título personal añadiría que su efervescente serie para Marvel RUNAWAYS también destacó con momentos más inspirados y brillantes. Pero como he dicho el camino de la vida condujo a Vaughan al campo de la televisión, donde empezó formando parte del equipo de guionistas de PERDIDOS y actualmente se considera muy destacada su faceta al mando de los guiones de LA CÚPULA, adaptación a la pequeza pantalla de la novela de Stephen King. Sin embargo la añoranza impulsó al guionista a resegrar al cómic. En esta ocasión el germen de lo que acabaría deviniendo como SAGA dejaba muy claro en la consciencia del autor que para poder materializarse en la forma ansiada debería poder contar con la máxima autonomía editorial. Quedaban entonces descartadas las pretéritas residencias editoriales de nuestro protagonista: Marvel y DC. Fue siguiendo los consejos de su amigo y también guionista Jay Faeber que Brian contactó con Image Comics. La editorial, que propiamente dicho es más una plataforma de edición que una empresa productora de cómics al uso, pronto aprobó la propuesta.

Faltaba ahora por atar el apartado gráfico. Durante el proceso de búsqueda del dibujante el guionista Steve Niles puso en contacto a Brian K. Vaughan con la artista Fiona Staples, con quien Niles había colaborado en la miniserie MYSTERY SOCIETY de IDW. El guionista encontró perfecta la carta de presentación gráfica de Staples, con la que además se acordó que adoptaría las labores de portadista, colorista y entintadora. Cabe matizar que este proyecto nacía como algo humilde e independiente, de manera que había que economizar en recursos si se prentendía conseguir beneficios económicos. Image no ofrece crédito más allá del primer número, de manera que si el cómic no es rentable los autores deben aportar los dólares de su bolsillo si quieren proseguir con la obra. Afortunadamente SAGA resultó un éxito fulgurante desde el principio, siendo la 2ª colección indie que más vende en la actualidad con recaudaciones superiores a 150.000$ por entrega - el 25% de los cuales seguramente van a parar limpios a los bolsillos de sus dos creadores- , tan sólo superada por la invatible THE WALKING DEAD. 

Está claro que el público apoyó SAGA desde el principio, pero ¿y la crítica? Esta también se rindió a las exquisiteces del cómic. Tras cosechar numerosas nominaciones en los principales certámenes en 2013, la colección se alzó con 3 premios Eisner: Mejor Serie Regular, Mejor Nueva Serie y Mejor Guionista y un premio Hugo a la Mejor Historia Gráfica. Sin embargo la colección no se ha mantenido al margen de cierta polémica. Su desenfadado uso de escenas e imágenes de explícito contenido sexual le ha causado algun que otro problema. En concreto el número 12 de la serie fue retirado del catálogo de la Apple Store (plataforma de venta de productos digitales para iphone y ipad) debido a ciertas imágenes de sexo oral. Este acto fue rápidamente denunciado por otros proveedores de venta digital de cómics, a la par de tachado de hipócrita por ciertos aficionados y críticos, los cuales aludieron que ese grado de sexualidad ya había aparecido en números anteriores y lo que en realidad se estaba censurando era que en esa ocasión el sexo oral era gay.

Y ya va siendo hora de que hablemos un poco del argumento y género. El mismo se resume de una forma sumamente breve. SAGA nos cuenta, en un escenario de ciencia ficción futurísta, las aventuras de una pareja que se enamoran, desposan y tienen una hija pese a pertenecer a irreconciliables bandos opuestos que se baten en duelo a lo largo de la galaxia en un conflicto armado que dura ya largos años. Aunque sinceramente creo que la mejor manera de explicar  esta surrealista "space ópera" es a través de la descripción de sus principales actores:


-Alana: la madre, ladnfaliana nativa del planeta Landfall. La principal característica de esta raza es que nacen dotados de todo tipo de alas (de ave, insecto o mamífero) y apoyan su poderío en el elemento tecnológico. Alana sufrió un acto de cobardía en su primera misión, siendo posteriormente reasignada a un planeta poco importante. A esta fuerte y determinada mujer le encantan las novelas rosas.
-Marko: el padre, nativo de Wreath, una luna de Ladnfall. Los Wreath, apodados los "cuernos" al estar cada miembro de su especie dotado de las más dispares cornamentas, viven más de la magia y cuentan con herramientas rudimentarias. Marko se rindió cuando despertó su vocación pacifista y fue obviamente hecho prisionero. En la zona de confinamiento de prisioneros de guerra del planeta Cleave, donde estuvo recluso, era custodiado por Alana. Ambos jóvenes se enamoraron y en 12 horas ya habían desaparecido. Tras 3 meses, para sorpresa y polémica de sus respectivas facciones, Marko y Alana se habían casado.
-Hazel: la hiza mestiza de Alana y Marko. Ya de adulta es la voz en off  que hace de narrador a la historia.
-Prince Robot IV: un robot humanoide con una pantalla de televisión en lugar de cabeza. Su estirpe da apoyo a los landfarianos y se han constituidos como la nobleza de dicha raza. Pertenece a la aristocracia y es descrito como el hijo del rey.
-The Will: es un cazarecompensas y mercenario de apariéncia canónicamente humana, contratado por los wreath para encontrar a Marko. Le acompaña "Lying Cat", un felino que puede detectar cuando la gente miente. Se trata de un hombre con un gran sentido de la justicia que corre un gran riesgo para salvar a una niña esclava sexual.
-The Stalk: otra cazarecompensas, mitad mujer mitad araña. Ella y The Will mantuvieron una relación sentimental. Su imagen está inspirada en la Venus De Milo y el diseño fue idea de Vaughan.
-Izabel: una adolescente nativa de Cleave muerta a causa de la guerra y convertida en un fantasma que sólo posee la parte superior del tronco. Se establece como la niñera de Hazel. Aparece sólo por la noche  y su alma fue enlazada a la de Hazel para poder dejar el planeta.
-Klara y Barr: padres de Marko y abuelos de Hazel. Barr es un condescendiente sastre y Klara una comprometida militar.
-Gwendolyn: ex prometida de Marko y actual miembro del alto mando Wreath. Forma equipo con The Will en la empresa de capturar a su antiguo futuro esposo y llevarlo ante la justicia de su luna.
-Gale: un agente secreto de Landfall que trata muy bruscamente a Prince Robot IV. A nivel visual recuerda mucho al Lucifer que creó Neil Gaiman para SANDMAN y desarrolló Mike Carey en su propia colección.
-Sophie: una niña esclava sexual salvada por The Will durante una visita a la estación espacial/burdel Sextillion.
- Upsher y Doff: una pareja de reporteros de orientación sexual gay que hacen seguimiento mediático al escandaloso caso de los sediciosos amantes desertores.
Estos són algunos ejemplos de los invitados que pasean sus vidas por SAGA, a los que cabría añadir cíclopes literatos, planetas que en realidad son huevos a punto de eclosionar, gigantes primitivos con repugnantes escrotos hiperdesarrollados… una suerte realmente variopinta de referencias. No es por nada que su creador ha declarado como influencias básicas a dos obras sobradamente conocidas por su miscelánea galería de razas extraterrestres: STAR WARS y FLASH GORDON.



Y ya en la recta final del análisis, pasemos a diseccionar los diferentes espacios artísticos que componen SAGA. A nivel de guión destacar que en la labor de Brian K. Vaughan destacan unos deslumbrantes diálogos, nunca alejados de la expresión realista cotidiana, los cuales contribuyen a describir unos personajes muy humanos y verosímiles. Si bien el guión descuida un tanto las tramas complejas a favor de una sucesión de cómicas escenas bastante autoconclusivas, la trama tampoco queda exenta de evolución o giros y estructuras bastante por encima del nivel actual del género.
En lo que a dibujo se trata, Fiona Staples tan sólo entinta a los personajes. Los fondos pasan del lápiz directamente al coloreado digital. Este efecto hace que los escenarios tengnan cierto toque indefinido y onírico a la vez que ceden amablemente todo el protagonismo a las figuras vivas. En este caso los seres vivos están tan bien diferenciados como magistralmente plasmadas sus expresiones y actitudes. Este quizás sería el mayor acierto en lo tocante a la parte gráfica. Como curiosidad se puede explicar que la colección tiene ese marcado tono naturalista y orgánico porque a la dibujante le aburre el diseño de tecnología y prefiere los elementos vivos como modelo.




Como ya se está haciendo tarde, va siendo hora de ir mostrando las conclusiones finales. SAGA es una colección como ninguna otra en el marco del cómic actual, ya sea por su original planteamiento como por su inspirado momento de creatividad. Derivando a terminos futbolísticos se podría decir que estamos ante "el Barça de Guardiola" del cómic actual. Una obra a la que actualmente ningún comic USA le puede hacer sombra a nivel de creatividad e ideas. Ojo, que con esto servidor no afirma que la colección sea perfecta. Personalmente no creo que en SAGA se hayan alcanzado en ningún momento las cimas de brillantez conseguidas por su guionista en Y EL ÚLTIMO HOMBRE. En aquella ocasión un ritmo vertiginoso de acontecimientos acompañaba de la mano a los diálogos, cosa que ahora no ocurre. Y a nivel de dibujo, la expresividad de Staples amaga debilidad a la hora de describir acontecimientos relativamente épicos como batallas entre los wraith y los landfalianos o incluso los simples intercambios de disparon tan comunes en las space óperas.
Con todo y con esto al leer SAGA experimento la sensación de alegría y asombro que viví durante las primeras veces que veía STAR WARS, y el hambre se saber qué pasará a continuación que me causaban cómics como THE WALKING DEAD o PREDICADOR. Porque SAGA hace que se mantenga viva la llama de las ganas de leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.