Buscar en este blog

Cargando...

jueves, 24 de noviembre de 2011

CARBON GREY: EL HUMO GRIS CARBON DEL STEAMPUNK

El Steampunk es un género esquivo. Ahora tenemos una novela por aquí, luego un anime por allá, y más tarde un cómic por el otro lado. En esta última disciplina resulta tal vez la colección STEAMPUNK de Chris Bachallo, por asociación de títulos, la obra que primero nos viene a la mente. Aunque ni mucho menos ha sido el único ejemplo de este peculiar género que nos cuenta un pasado repleto de artilugios tecnológicos imposibles, impulsados por vapor y carbón, por supuesto. Y si se trata de la época Victoriana, entonces resulta genuino steampunk 100%. EL CORAZÓN DEL IMPERIO (Bryan Talbot,1999), SCARLET TRACES (Ian Edginton y D'Israeli, 2002 ), AETHERIC MECHANIC (Warren Ellis, 2008), o incluso THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY GENTLEMEN (Allan Moore, 1999), son ejemplos de historias que contemplan el pasado desde una óptica imaginativa a la par que nostálgica. Y de postre, también tenemos la posibilidad de hacer historia ficción sobre qué hubiera sucedido si en lugar de haber sucedido esto hubiera pasado esto otro. Más no se puede pedir.

CARBON GREY entra de lleno en el Steampunk. El universo que se expone ante el lector justo tras abrir el primer cómic nos retrotrae al mundo de principios del S. XX, en un continente aquí denominado Mitteleuropa. Un conflicto similar a la 1ª Guerra Mundial está en pleno desarrollo, y el bando con más opciones de triunfar está encabezado por el Káiser. El mandatario de este imperio posee una guardia personal liderada por las hermanas Grey, unas audaces asesinas entrenadas desde la más tierna infancia. Sin embargo, es justo en el momento en que el Káiser es asesinado y se acusa a una de las 5 hermanas Grey, cuando nos daremos cuenta de que las cosas no van tan bien en el régimen. A partir de aquí llegan batallas en dirigibles, persecuciones por medio mundo y aventuras hiperaceleradas a la par que se intenta dar sentido a cuanto sucede alrededor de los personajes principales.


Como padres de este proyecto, publicado en Image Comics en el 2011, tenemos al guionista Paul Gardner, que junto al dibujante Khari Evans fueron dando forma a CARBON GREY durante años, a fuerza de tesón y perseverancia. Fue sin embargo una tremenda suerte para esta obra que durante el camino dieran con el artista chino Hoang Nguyen, quien con un dibujo esmerado y detallista dio forma a la deslumbrante estética de la que finalmente luce este cómic. A la receta hay que añadir tintas de Evans y Nguyen, que junto al color de Kinsun Loh nos transportan a un escenario extremo, oscuro en su mayor parte pero voluptuoso, e incluso chispeante en ocasiones. CARBON GREY es una lectura ligera de aventuras, una obra que convence ante la promesa de extenderse para irnos mostrando más lugares y personajes del curioso mundo planteado. Cabe decir que en los 4 números publicados -una miniserie de 3 y el primero de una antología de relatos cortos que tendrá 2 entregas - el dibujo enarbola excesivamente la bandera del producto. Si el componente gráfico no fuera tan espectacularmente conquistador, el guión se desenmascararía como simple y mal fusionado. Sin embargo la fórmula funciona y la trama resulta prometedora. Y los interesados por el Steampunk andamos ávidos por más productos de esta índole en el mundo del cómic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.