Buscar en este blog

lunes, 9 de enero de 2012

LA DMZ ES DEMANTELADA DEFINITIVAMENTE:

La serie DMZ (abreviación de Desmilitarized Zone o "zona desmilitarizada") del sello Vertigo ha tocado a su fin en el #72. La primera colección que el guionista/dibujante/artista multimedia Brian Wood asolía en su carrera finalmente se ha postergado durante 6 años, desde invierno de 2005. No seré yo ni será aquí donde  se proceda a hacer un análisis concienzudo de la serie, sobre la cual por cierto previamente he escrito bastante. No, lo de hoy pasará por un ligero balance de su etapa final, para continuar con una selección surtida de curiosidades y/o detalles poco conocidos sobre este cómic.


DMZ, creada como ya he dicho por Brian Wood en las labores de guionista  junto al dibujante Riccardo Burchielli, es una serie compleja sobre la vida nada costumbrista en una urbe que se encuentra bajo la presión de un conflicto armado. Aunque la peculiaridad de la colección radica en que dicha situación bélica es trasladada a la Nueva York contemporanea. Durante todo su recorrido esta obra ha mezclado la miserable cotidianidad de los civiles supervivientes con la política, las imperturvables corporaciones empresariales, el espionaje y un largo listado más de temas donde se incluyen el arte o  los derechos humanos. Esta colección siempre ha logrado ir un paso por delante de su lector, y si bien su desarroyo daba claras pistas que apuntaban hacia la dirección que posiblemente tomaría  su resolución, DMZ siempre ha marcado su propio tempo. Dentro de sus páginas nunca sucedía lo predecible, al menos no como todos habíamos presumido. Pues bien, esta pauta se ha mantenido hasta su misma conclusión. Y es que el último arco argumental constituye un largo epílogo a la serie, terminando con un final emotivo donde se  atan todos los cabos sueltos.  Pero nuevamente no de la forma que nos esperábamos. Y esta idea me parece la más paradigmática para esta colección, lograr sorprender hasta el final.

No todo en DMZ ha sido de calidad impecable e inspiración sin límites, seamos sinceros. Brian Wood planeaba originariamente el final del proyecto para alrededor del #60, pero le aconsejaron alargarlo  hasta las 70 entregas. Más tarde este autor empezó, al parecer,  a no contar en los planes de  la editorial madre DC Comics, por lo que le exhortaron a que mejor fuera acabando. No sea que le cancelaran el proyecto. Y esto se nota amigos, en la medida en que los últimos 15 números se atonjaban algo desorientados y fláccidos. Poco más a explicar a la hora de justificar este descenso cualitativo, dado que muchos entenderán por experiencia propia que por desgracia no se trabaja igual de agusto en una empresa sobre la cual levita el fantasma del cierre. Léase en las anteriores palabras, si se desea, una referencia a Vertigo o a DMZ indistintamente. Pero pese a todo el resultado ha sido muy favorable y más que digno, quedando rubricada una colección que ha sabido ser fiel tanto a sí misma como a su espíritu conceptual.
Estudio previo de Brian Wood
Pero dejemos la solemnidad y pasemos a una serie de curiosidades que he ido recabando con el paso del tiempo acerca de esta colección:

  • Antes de adoptar su título definitivo, DMZ se desarrolló con el logotipo de WARTIME, pero no pudo ser porque en Vertigo se estaba publicando BOOKS OF MAGIC:  LIFE DURING WARTIME. De manera que se propusieron alternativas como: WARZONE, ON THE GROUND (utilizado  finalmente para dar título al primer arco argumental), NO MAN’S LAND, THE WAR FOR NEW YORK, MY WAR, ROOKIE, THE AMERICAN WAR, UNDER FIRE, LOST IN MANHATTAN, WITNESS TO WAR, o DMZ NYC. Al final se acortó este último como opción definitiva.

  • El dibujante Riccardo Burchielli fue una proposición de Will Dennis, editor de DMZ, que reclutó al artista en un salón del cómic de Italia.

  • El diseño de todos los personajes es de Burchielli, pese a que Wood es también artista, no intervino en el diseño de nadie. Sí son de Wood el logo de DMZ, del FSA, y la firma de Decade Later.

  • Burchielli dibujó los primeros números sin conocer NY personalmente, gracias a fotos que le iba enviando Brian Wood. El guionista tampoco estaba físicamente en NY cuando prepaba la serie.  Además, Riccardo está contratado para dibujar sólo 10 números por año, por eso hay que completar la obra con otros dibujantes.

  • Zee  Hernández está planteada desde el principio, y así ha sido durante toda la serie, como la encarnación viva de la propia NY. Y Matty Roth, de igual manera, es simbólicamente el turista o forastero que nunca llega a integrarse.
  • Wilson, el venerable oriental que dirige China Town, en un principio no iba a ser otra cosa que un vecino que apoyase  moral y tecnológicamente a Matty. Pero el personaje fue creciendo  ante la sorpresa de sus creadores.

  • Kelly Conolly no es la versión femenina de Matty Roth, es un Matty idealizado, que no mete la pata.

  • En el #12 es muy profético. Se habla de Parco Delgado (#29) y se puede encontrar un poster del Día 204 (#18).

  • Según Brian Wood, Parco Delgado es uno de los personajes más importantes de la serie, comparte el segundo lugar junto a Zee. Wood odia que se le compare con Obama, y aclara que su inspiración fue más bien un líder populista como Hugo Chavez.

Valga este texto como humilde tributo a una serie original como pocas.
Variantes del logo (Brian Wood)

“Every Day is 9/11.” -DMZ #01
Para saberlo todo sobre DMZ (en inglés): http://dmzthecomic.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.