Buscar en este blog

domingo, 13 de marzo de 2016

GOTHAM CENTRAL


El Universo Batmaniano es un territorio muy transitado entre el cual es muy, muy complicado que prospere la completa originalidad. Sea lo que sea que hagas como autor del cruzado enmascarado, alguien seguramente ya habrá intentado tal cosa con anterioridad. Es por eso por lo que GOTHAM CENTRAL destaca, por ser en su momento una idea tan lúcida como innovadora. Una vez ha pasado el tiempo y la sorpresa, en la actualidad su carácter genuino tal vez se haya descolorido un poco. Sin embargo la obra que hoy analizaré no ha dejado de ser uno de los ensayos más interesantes y una de las mejores colecciones ideadas alrededor de la figura del Hombre Murciélago. ¿Me acompañan entonces en esta patrulla por las frías calles de la ciudad más peligrosa del Universo DC?

A efectos de cronología deberíamos situar el nacimiento de la colección GOTHAM CENTRAL en el año 2002. En el universo de Batman hacía poco que había finalizado la etapa conocida como Tierra de Nadie cuando la ficción que hoy nos ocupa emprendió una andadura que alcanzaría 40 números de trayecto. Los alquimistas de la idea son los guionistas Greg Rucka (QUEEN & COUTRY, LAZARUS) y Ed Brubaker (SLEEPER, CRIMINAL). Ambos autores habían trabajado previamente con el personaje de Batman y conocían bien el asfalto de la oscura urbe. Al parecer la agradable sensación de colaborar en la historia batmaniana "Officer Down" dio pie a que propusieran a DC Comics un proyecto que curiosamente no contaría con el protagonismo de Bruce Wayne y sus afiliados – pese a que el quiróptero y compañía disfrutarían de cameos estelares – sino que los actores primordiales serían los policías de la localidad. La empresa prosperó no sin algunas dilaciones, puesto que el dibujante Michael Lark (LA ESCENA DEL CRIMEN, LAZARUS) requirió de cierto tiempo para despejar su agenda y poder embarcarse en la aventura. Este lapsus ofreció a los dos writters el tiempo suficiente para poder plantear la obra con mayor perspectiva. Quedó establecido el dividir al nutrido grupo de personajes en dos turnos de trabajo, Rucka se encargaría de las tramas del equipo de día mientras que Brubaker haría lo propio con los destinados al turno de noche. Y algunas historias se hilarían a cuatro manos combinando así mismo policías de las dos catervas.

La fórmula de manejar la figura del superhéroe de forma tangencial no la inventaron estos autores. Ya hacía tiempo que habíamos podido asistir a experimentos parecidos con obras como MARVELS (Marvel Comics, 1994), KINGDOM COME (DC Comics, 1996) o ASTRO CITY (Image Comics, 1995). Aunque no por eso dejaba de ser hasta cierto punto osado manejar este enfoque con los héroes de Gotham. Es por ello quizás porque, pese al reconocimiento obtenido en forma de premios - Eisner a la Mejor Historia Serializada y un Harvey al Mejor Número Autoconclusivo -, la colección no obtuvo el respaldo esperado a nivel de ventas. Pese a todo GOTHAM CENTRAL contó con el soporte de la editorial –eran tiempos en que la calidad aún contaba y no sólo el cómputo mensual- y prosiguió hasta que esta empresa se fue deshojando primero con la marcha de Michael Lark y posteriormente de Ed Brubaker; momento en que Greg Rucka optó por dar por finalizada la colección. Parecía lo más lógico que una idea que había florecido al amparo de tres personas concluyese una vez el equipo original se marchaba. Atrás quedaba un nada nimio camino de 40 entregas que si les parece bien a continuación pasaremos a rememorar brevemente.

Pero antes dejadme repasar el curso de esta obra en España. Vaya por delante que hasta adquirir la edición actual –sobre la cual reposa esta reseña- hacía bastante tiempo que los sufridos componentes de la Unidad de Crímenes Mayores no estacionaban en mis estanterías. De manera que si mi memoria y mis fuentes en la red no fallan la serie de Rucka y Brubaker empezó a ser publicada por Norma Editorial. La editorial catalana publicaría sus primeros 15 números hasta que el testigo fue dispuesto a Planeta DeAgostini quien concluyó la serie. Hablamos por tanto de una horquilla temporal que bascula entre 2004 y 2008 aprox.  Años más tarde, en 2015, ECC Ediciones ha recopilado la obra en cuatro tomos de tapa dura, perlada de algún extra gráfico, artículos – algunos muy suculentos – extraídos de los TPBs USA y una uniformidad tan solemne como elegante. Esta es la edición que servidor espera que adorne sus estantes durante largo tiempo y a propósito de la cual nace este post. Y ahora sí, vayamos a desgranar las historias más relevantes.

TOMO 1:
Antes de arrancar, me gustaría aclarar que entre las frases que leeréis a continuación puede que se encuentren lo que los más sensibles podrían considerar como spoilers. Con ánimo de ofrecer una buena pesquisa pero a la vez ser accesible a aquellos que no hayan disfrutado de la obra, les propongo una solución. Yo marcaré las frases sensibles en rojo, y aquel que no desee conocer puntos clave de la trama las podrá evitar fácilmente y seguir así leyendo. Al que haya disfrutado ya del cómic, o no sea excesivamente susceptible, puede leer todo el texto tranquilamente dado que he seleccionado las tramas incluidas en este artículo con el suficiente cuidado.

EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER
(GUIÓN: ED BRUBAKER y GREG RUCKA – DIBUJO: MICHAEL LARK)
Nuestros protagonistas son la Unidad De Crímenes Mayores de Departamento de Policía de Gotham (GCPD). Una mañana el villano Mr Frio acomete a un par de policías de dicha unidad. Empieza a partir de entonces la pugna por conseguir la captura del delincuente mediante una colaboración entre las fuerzas del orden y el superhéroe Batman. Todo el departamento emprende una frenética actividad para atrapar a Frío. Se trata de algo personal, puesto que ha ido contra varios de los suyos. Esto nos sirve de pretexto para conocer a la plantilla de la comisaria.

MOTIVO (GUIÓN: ED BRUBAKER – DIBUJO: MICHAEL LARK)
La Polilla ha vuelto y el GCPD empieza su persecución. La historia, además de un perfecto ejercicio de relato de género noir contemporáneo, aprovecha para hablarnos del mundo de los supervillanos de poca monta, repleto de miserias  así como de los intercambios de uniformes y su correspondiente equivalencia criminal.

MEDIA VIDA (GUIÓN: GREG RUCKA – DIBUJO: MICHAEL LARK)
Empieza una mala época para una de las trascendentales protagonistas de nuestra serie cuando alguien revela que Renée Montoya es lesbiana.
 
Este acontecimiento tan singular para Montoya, como era de esperar convulsiona la vida profesional y personal de la detective. A consecuencia del repentino giro de acontecimientos Montoya empieza a perder el control y es acusada de maltratar a un delincuente.
 
Y todo resulta ser un plan del perturbado villano Dos Caras, el cual está obsesionado con la detective desde que sus caminos se cruzaron estrechamente en la saga “Tierra De Nadie”.

TOMO 2:

BLANCOS FÁCILES (GUIÓN: ED BRUBAKER y GREG RUCKA – DIBUJO: MICHAEL LARK)
Por fin tenemos una de las apariciones más esperadas: Joker.

Y es que la némesis de Batman entra en escena a lo grande: matando al Alcalde Dickerson de Gotham City, disparando contra la policía que acude a la escena del crimen, incluso en la comisaría cuando accionan la Bat Señal. 

Estamos en plena época pre-navideña, y toda Gotham queda atenazada por la amenaza propiciada por el payaso del crimen, el cual pone cámaras y una tensa cuenta atrás que anuncia su próximo ataque. Y, como no, para acabar de confundir todavía más la situación, el criminal de la sonrisa perpetua se entrega voluntariamente a la policía.

La caracterización del Joker es la clásica, con su frac chillón / colorido de flor en la solapa, bien peinado y pulcramente vestido. La imagen y expresión intenta ser realista y creíble, no tropezando en absoluto con el tópico de la figura extremadamente delgada de sonrisa imposiblemente grande. Puestos a destacar tenemos por ejemplo una escena en la que Joker intenta escapar de la comisaría, desatando muestras de su expeditivo talento de un modo terriblemente atroz. Aquí queda claro que el payaso es un rival muy superior para los policías de a pie, y que contra este malvado sólo cabe Batman. Sin contar demasiado del desenlace – quién lo haya leído sabrá la razón por la que hay que guardar en máximo secreto -, tan sólo comentar que la situación termina en una última trampa de Joker, todo un insospechado giro de guión de dramáticas consecuencias.

Definitivamente, en opinión del que les escribe nos encontramos ante una de las mejores sagas de la serie y una grandísima historia sobre nuestro tan querido como temido Joker.

                                                                                                                                                             SIN RESOLVER (GUIÓN: ED BRUBAKER – DIBUJO: MICHAEL LARK)
Se reabre el antiguo caso de la muerte de un equipo de béisbol estudiantil al completo. ¿Los motivos? Se descubre que en tan dramático episodio jugaron un papel importante las tarjetas de control mental del Sombrerero Loco. La unidad pide ayuda a un retirado Harvey Bullock, el detective que llevó aquel caso en los años 80.

Bullock, antiguo compañero de Renée Montoya, salió del cuerpo deshonrado y desde entonces ha tocado fondo en su vida personal. La conclusión de la trama resulta ser un caso de venganza bastante truculento.

Estamos en presencia de otra buenísima historia, con un ritmo apasionante, un guion lleno de giros y un carácter de género negro impecable.
TOMO 3:

CORRIGAN (GUIÓN: ED BRUBAKER y GREG RUCKA – DIBUJO: STEFANO GAUDIANO)
Durante un tiroteo en el cual Renée Montoya está a punto de morir, su compañero Crispus Allen acaba en defensa propia con la vida del villano Araña Negra

Las balas que determinarían que Araña disparó primero se pierden del depósito de pruebas y el detective Allen es acusado de asesinato. 

Conocemos por fin a Jim Corrigan, un miembro del CSI de Gotham el cual había sido nombrado anteriormente levemente si bien siempre en clave de poli corrupto hasta la médula. Ahora somos testigos privilegiados que este analista de la escena del crimen trafica con pruebas del depósito de la policía que pueden tener un alto valor en el mercado negro del coleccionismo. Cansada de no poder demostrarlo y viendo como la carrera de su compañero de derrumba injustamente, Montoya encara a Corrigan.

La detective le pega una paliza al poli corrupto y consigue dar con la bala que librará a Crispus Allen.

LUCES APAGADAS (GUIÓN: GREG RUCKA – DIBUJO: MICHAEL LARK y STEFANO GAUDIANO)
La policía piensa que Batman actúa en beneficio propio y ha dejado de estar de parte de la ley. 

Por lo tanto toma la decisión de retirar la Batseñal del tejado de la comisaría y prescindir por completo de colaborar con el vigilante.



DE PATRULLA POR EL INFIERNO (GUIÓN: ED BRUBAKER – DIBUJO: JASON ALEXANDER)
Una saga con Catwoman como invitada especial, la cual es acusada de asesinato.
TOMO 4:
ROBIN MUERTO (GUIÓN: ED BRUBAKER y GREG RUCKA – DIBUJO: KANO)
Cuando pensábamos que como lectores esta colección ya no nos podría sorprender, de pronto hallamos una trama de lo más desconcertante: Robin aparece muerto y tirado en un callejón. La policía empieza la investigación en contra del propio Batman – de acuerdo con el método policial el principal sospechoso-, además sin saber a ciencia cierta si se trata o no del verdadero Chico Maravilla.

Hay una escena la cual a la hora de describirla tan sólo se me ocurre el adjetivo de genial. Los Teen Titans, por todos sabido que son compañeros de superalineación de Robin,  aparecen en la comisaría a declarar, armando lógicamente mucho revuelo entre los polis. Especialmente cuando aparece la mazizorra de Starfire, quedándose todos los tíos -y algunas tías- alucinados por lo buena que está esta princesa alienígena.

Y cambiando nuevamente a un tercio más dramático, a trama se complica cuando aparecen más Robins muertos.


SUNDAY BLOODY SUNDAY (GUIÓN: GREG RUCKA – DIBUJO: STEVE LIEBER)
Un número que forma parte del macro crossover “Crisis Infinita”, con el Capitán Marvel como invitado y el fin del mundo como telón de fondo.

CORRIGAN II (GUIÓN: GREG RUCKA – DIBUJO: KANO)
Renée Montoya intenta una vez más ir a por en infame Jim Corrigan, el corrupto miembro de la policía científica. 

La detective emprende la investigación después de que el poli matase al compañero de Renée, Cris Allen, el mismo que a su vez estaba estrechando el cerco sobre sus actividades ilícitas. Pero desafortunadamente el GCPD está tan corrupto, y Corrigan cuenta con tantos encubridores, que el analista  consigue salir airoso.

Devorada por la rabia y la impotencia, la detective Montoya renuncia y abandona el cuerpo de policía.

Vayamos terminando no sin antes dedicar unas líneas a la valoración personal. GOTHAM CENTRAL supone un cómic excepcional. Una serie que muestra el universo de Batman de una forma híper realista y humana; exhibiendo otro enfoque a las típicas historias de héroes contra villanos. Una obra que obedece a un ejercicio de serie negra de manual y sin embargo  redonda, con autores muy reputados en el género y apreciablemente cómodos en el desarrollo de este su tan singular empresa. El apartado gráfico, pese a contar con varios -no muchos- dibujantes, está muy cohesionado y le procura a la colección una personalidad global muy lograda. El tinte oscuro que lo gráfico impregna en la obra asiste a la perfección al tono del guion.

Aunque esta colección no queda al completo exenta de pegas. Si por un lado le brinda coherencia a la historia el factor que  haya referencias al universo de Batman como “Tierra De Nadie” entre otras tramas, es a mi juicio un error a largo plazo que una serie con este acento tan adulto y autónomo esté obligada a participar en un crossover como “Crisis Infinita”. 

Y como contrapartida, en el campo de lo positivo yo destacaría la obra casi al completo. Sus autores nos obsequiaron con un guion original que mostraba el universo Batman desde un prisma diferente. Adentrándose más en los personajes y comulgando de forma maravillosamente malabarista con la verosimilitud de una manera mucho más efectiva de la que hicieran precedentes como MARVELS o KINGDOM COME. Y estableciéndose a la altura de los mejores momentos de otro tótem de este subgénero como ASTRO CITY. Además, el dibujo encaja como un guante a la narración. Y conocemos a grandes personajes, tramas muy ingeniosas y giros que roban el aliento.

No creo haber podido esconder mi entusiasmo hacia esta obra, una lectura que he devorado en varias ocasiones y que a día de hoy sigo considerando como una de las colecciones de cómic mainstream más ingeniosas, releíbles y redondas de la historia reciente del noveno arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, comenta con educación, respeto y comprensión hacia las opiniones de los demás.